domingo, 15 de marzo de 2009

[]

Existe un sentimiento raro (no raro como extraño, sino como extraordinario) y es el sentimiento en el que tú no sientes necesidad de moverte pero alguien te empuja. Cuando alguien te empuja caes, aunque tú no lo hayas decidido. No decidir caer y aun así caer es un poco extraordinario.

5 comentarios:

  1. Me encantan tus reflexiones. Me río mucho con ellas y, al mismo tiempo, me parece que no son como para reírse mucho, vamos. Deberías escribir una columna en algún periódico.

    ResponderEliminar
  2. No decidir caer (o encima no querer caerte y que te empujen) es extraordinario y es una mierda.

    ResponderEliminar
  3. No decidir caer y caer es una putada,y una humillación pública así que es mejor que no te vea nadie..que miedo..porque la caida siempre elige el peor momento..somos carne de cañón.

    ResponderEliminar